La manera en la que ahorramos con la compra de recambios usados

Conseguir ahorrar parece ser algo que todavía cuesta a muchas personas, hay quien piensa que no sabe administrarse, otra que gasta demasiado y otra que no sabe que productos elegir para poder conseguir ese ahorro con el que tanto sueña. Y es que es verdad eso que decía mi abuela de que quien no mira hacia delante atrás se queda, porque hay quien se lo toma al pie de la letra y al igual que sus mayores lo que buscan es poder conseguir tener unos ahorrillos por lo que pueda pasar. Seguro que siempre has oído a tu abuela o madre decir que lo que hay guardado no se toca, que eso es como si no estuviera, gracias a que ellas han sabido administrarse siempre es que ahora cuentan con fincas en propiedad con casas sin hipoteca y con la suerte de poder ayudar al hijo que más lo necesita, así que quizás si tomáramos en algunos casos ejemplo, es posible que con algunos consejos suyos podamos conseguir de una vez ese colchón que tanto queremos.

Así que empecemos por la lista de la compra, ¿cuántas veces has comprado productos que luego has tirado?, la verdad es que el consumismo es el que nos arrastra a gastar más de lo necesario, ya que en el momento en el que nos llevamos un producto no lo consumimos y lo tiramos a la basura estamos tirando junto a él nuestro dinero, por ello es importante tener una lista de la compra, en la que deberemos apuntar tan solo lo necesario sin sacar los pies del tiesto que luego pasa lo que pasa.

La compra de ropa o calzado en las rebajas no es una idea descabellada, es verdad que hay tiendas que se lucen y no ofrecen descuentos suculentos, pero hay quienes hacen que podamos llenar el armario por menos de lo que pensamos.

En cuanto a nuestro coche, seguro que tenemos la sensación de que el gasto siempre es desmesurado, pues bien, es tan sencillo como cambiar el chip, y pensar en la compra de repuestos de segunda mano son económicos, fáciles de encontrar y además nos dan seguridad y una buena garantía, la verdad es que no sé qué podemos pedir más, si de esta forma no ahorramos, ya se trata de un problema de fondo que desde luego no soy yo quien os lo debe mirar.