El deporte: el hábito del que no se habla

Es raro escuchar a alguien decir en el mundo actual que no tiene nada que hacer. Estamos atiborrados de actividades. Hay de todo por y para hacer. Lastimosamente la mayor cantidad de actividades se asocian al sedentarismo y es el deporte, el hábito del que no se habla.

Suena duro, pero es la realidad, es el deporte, el hábito del que no se habla. Las computadoras, los videojuegos, los programas de televisión han venido un sitial de honor en nuestras vidas, y ni hablar de la escuela, la universidad, el trabajo y demás cosas que la vida nos está mostrando hoy en día.

Pocos saben lo contraproducente que puede resultar el hecho de que sea el deporte, el hábito del que no se habla. La no realización de actividades físicas trae consigo una serie de dañinos efectos. Entre los que destacan: problemas circulatorios, obesidad, diabetes, por nombrar algunas enfermedades.

¿Por qué debe dejar de ser el deporte el hábito del que no se habla?

A continuación se te muestran algunas razones para que empieces a hacer deportes, sea cual sea, y cambies tu rutina de vida:

1) mantiene tus huesos sanos: para nadie es un secreto que con el pasar de los años nuestros huesos se van desgastando. La práctica de cualquier deporte te permite mantener la resistencia de tus huesos, e incluso mejorarla.

2) Cambia las dimensiones de tu cuerpo: en palabras simples: rebajas. Las actividades físicas activan el metabolismo del cuerpo, permitiéndole que queme calorías. Eso hará que paulatinamente vayas perdiendo peso y llegues a una talla sana y adecuada.

3) Regula la presión arterial: uno de los enemigos silenciosos del hombre es la presión arterial. Esto, si no se chequea constantemente, desencadena en cualquier momento los temidos infartos. Por eso los especialistas recomiendan tener a la mano relojes pulsómetros que nos mantengan alertas.

Los mejores pulsómetros del mercado están al alcance de todos y son de fácil uso para que desempeñes tus actividades deportivas cuando sea y sin preocupaciones.

4) mantiene estables los niveles de insulina en la sangre: como todos sabemos, la insulina es la encargada de regular los niveles de azúcar en la sangre. Si mantienes una rutina de ejercicios estable la mantienes a raya y evitas la diabetes.

Si acompañas tu rutina de un pulsómetro sin banda, como por ejemplo el Garmin Vivoactive 3, permites también ver cómo funciona tu corazón cuando te ejercitas, algo no menos importante.

5) Reduce el cansancio matutino: parece contraproducente y extraño, ¿cómo algo que produce cansancio quita el cansancio? Cuando nos ejercitamos por primera vez, el cuerpo nos duele porque estuvo mucho tiempo en reposo.

Al hacer continuamente ejercicio, ese dolor desaparece y con él las fatigas indeseables que sentíamos a diario.

Haz que en tu casa el deporte comience a ser el hábito del que más se habla y cambia tu vida

Hay mil razones de vida que se pueden agregar aquí para que comiences a ejercitarte y cambiar tu vida. Lo más importante es que tengas a la mano tus pulsómetros, bien sea pulsómetro sin banda o reloj pulsómetro, para que estés al tanto de tu ritmo cardiaco mientras te ejercitas y todo fluya tranquilo.