Hacer galletas con máquina

Si siempre ha querido hacer galletas, pero le da una pereza tremenda, una manera más sencilla para crearlas para ofrecer a familiares y amigos sería comprar una máquina para hacer galletas, que le hace las formas, solo ha de hacer la masa de las galletas e introducirla en la máquina, que tiene unos moldes o plantillas que te construyen la forma que desee.

La máquina de Gsd es de fabricación alemana, con lo que su acero es de primera calidad, le ofrece una buena selección de plantillas para hacer diseños decorativos como el de forma de estrella, de flor, para hacer fideos, boquilla para el relleno de pasteles, para realizar las típicas pastas de Té, un disco para hacer los Kipferl, tiene ajuste para dos tipos de tamaño distintos en la galleta, puede también hacer decoración en otros alimentos, en total 15 discos de diseño y boquillas, más que en otras máquinas, versátil y casi profesional en comparación.

El cuerpo es de metal, de aluminio color plateado anodizado, la prensa es bastante potente, adecuada para masas blandas y semi-duras, cremas, mayonesas…

Y lleva un recetario con deliciosas ideas.

Tiene una capacidad de 250 ml. Mide 25×16 cm. Pesa 380 gr.

Con varilla inoxidable y partes mecánicas de acero.

Los amantes de las galletas y entrantes fríos bellamente decorados pueden tener en este aparato un gran aliado para simplificar el trabajo y su relación calidad-precio es buena.

No lo laven en el lavavajillas, se recomienda el lavado a mano, porque el cuerpo de metal al no ser transparente, no se ve si quedan restos y a mano se asegurará de una correcta limpieza, no es difícil, con jabón para platos y agua caliente es suficiente y si lo hace después del uso, para que no se reseque la masa dentro, mejor.

Si no sabe hacer la masa no se preocupe pues en el recetario se lo explican y si no, aquí tiene un enlace para otro Post de una receta de la masa.

Animarse a preparar riquísimas galletas con esta máquina Gsd es muy fácil, así que anímese.